Fotografía de la Semana - 18 ... nos no.


El asunto era espinoso, no tenía donde asir.




Indescifrable, el paso del tiempo había echo mella deformando el mensaje original.




El muro que se interpuso era infranqueable,




no obstante la idea de un nuevo horizonte detrás de ese muro




mostraba un nuevo mapa que interpretar. Merecía la pena intentarlo.




Una sola gota reflejaba toda la magia de aquel bosque.




Los silos eran restaurados,




la ventana de los secretos cerrada a cal y canto.




el aire puro ganaba la partida,




el  lugar soñado podía esperar,




nos no.