#Fotografía 25. Café solo



Comentarios

  1. Lo he intentado en numerosas ocasiones y siempre consigo el mismo resultado: no puedo con el café. Es superior a mis fuerzas. Lo encuentro un brebaje imposible de digerir. Ha sido esa resistencia personal la que me ha hecho entender que un tratamiento visual adecuado puede favorecer la impresión que tenemos sobre determinados productos. No sé si se trata de una imagen publicitaria, en mi opinión bien podría serlo, pero lo cierto es que a falta de poder transmitir su característico aroma, esta foto pretende desplegar toda una serie de recursos sensoriales que conduzcan al espectador a sentir la necesidad de consumir un café. Dado que su color oscuro no se perfila como un reclamo adecuado, la imagen centra su foco de atención en la superficie, en la abundante espuma, resaltando la gama de tonos ocres y dorados que brillan bajo la luz cenital.
    Por si no fuera suficiente estimulante la imagen en sí, el mango de la cuchara le acompaña como refuerzo con una sugerente onomatopeya.
    Café y sólo café ya que nada hay alrededor de la misma que distraiga la atención del espectador. Sencilla y brillante.
    Se me ocurre plantearte un reto: ¿cómo "venderías" un té?
    Un abrazo tinerfeño
    CC

    ResponderEliminar
  2. Hola CC, en principio el detalle de esta fotografía no pretende atrapar por la sustancia en si y todo lo que pueda suscitar, ya sea a nivel comercial o de forma subliminal sobre nuestras preferencias.
    Te pediría que la volvieras a mirar para que vieras el lado meramente gráfico de esta fotografía que hice. De la cuál quiero destacar lo que me llamo la atención; que no es mas que una supuesta cara con ojos y boca.
    El té también me gusta, así que acepto el reto después de agradecer tu propuesta. Pero creo que esta vez si lo haré con el enfoque comercial ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pues tienes razón. No lo había contemplado tal y como me comentas y echándole imaginación se puede apreciar una cara asimétrica. A pesar de que la cuchara dibuja una boca que expresa tristeza con "las comisuras de los labios" hacia abajo, lo cierto es que la abundancia de ocres y dorados no terminan de acompañar a esa expresión. Y el mensaje de la cucharilla estimula una acción positiva sobre el espectador.
    Ese café necesita más tristeza para llegar a estar del todo solo. ¿Podrías jugar con los "rasgos" procurando humanizarlos un poco más, de forma sutil, pero sin que se advierta que se trata de un retoque posterior?
    Es pura curiosidad de alguien que desconoce este mundo.
    Un nuevo abrazo tinerfeño
    CC

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón con lo de retocar la imagen para concretar, pero quería que se captará así tal cual por lo de la impronta en ese momento captado por la cámara. De todas maneras te agradezco mucho el comentario pues me sirve para enfocar mas y que se vea mejor el mensaje, que en este caso lo he dejado un poco en el aire para su libre interpretación.
    Tomo nota sobre tu apunte y no descarto una actualización sobre la imagen retocándola como dices.
    Un abrazo
    Carolum Art

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentario u observación, de todo ello se nutre un blog. ¡Gracias por dejar tu huella!

Entradas populares