Libélula en una mañana de agosto


- Y tu que miras - parece que estuviera diciendo mientras me seguía con la mirada esta libélula. Tranquila, aguantando el tipo mientras la capturaba. Creo que es porque era temprano y necesitan secar un poco la humedad de las alas después de una noche de rosada, para volver a sus vuelos vertiginosos. 
¡Saludos calurosos!

Comentarios

  1. Buena toma, parece que es grande, por lo mas grande que las que se ve aquí.


    saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas Toni esta era mas bien peque. Otro día intentaré en otro sitio mas cerrado como en un lago o algo así a ver si son mas grandes :) me alegra que te guste!

      Saludos

      Eliminar
  2. Maravillosa...y el contraste de colores muy energético!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El contraste creo que le hace justicia a estos días de calor!

      Abrazos Maite

      Eliminar

Publicar un comentario

Comentario u observación, de todo ello se nutre un blog. ¡Gracias por dejar tu huella!

Entradas populares