Acuarelas. Torcaz y la casa del bosque

Como ya habréis observado me gusta bastante investigar, jugar, probar con las acuarelas, digamos que en este caso al dibujo a través de la forma o la mancha. 

Utilizo bastante la sal como recurso para añadir texturas, y sugerir las formas. Una vez el secado, decido a que se parece o que quiero representar con estas.

Esta técnica no es recomendable si lo que queremos es obtener resultados a la primera, ya que no siempre surge y supone un gasto extra de material en la mayoría de ocasiones. 

Pero intentarlo puede ser muy divertido y un ejercicio con el que ponemos a prueba nuestra creatividad, cuando realmente eso es lo que prima.

Reconozco y comparto la descripción que hace en su presentación un reciente seguidor en Twitter, el cual se anuncia como: Aprendiz de todo y maestro de nada ;) ... sin embargo tiene unas fotazas que muchos profesionales quisieran.  No, escribir con mayúsculas que somos esto o lo otro; como hacen algunos que ni siquiera lo intentan.

¡Saludos! 

Comentarios

  1. Y se nota que disfrutas del juego... y aunque no te definas como experto ni nada (muy bien en todo caso) para mi el resultado es fantástico,con mucho estilo y oficio.

    FELICIDADES.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado un trabajo de lo más atractivo. Los colores , preciosos.Y, el bosque, exuberante.Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Comentario u observación, de todo ello se nutre un blog. ¡Gracias por dejar tu huella!

Entradas populares