Preparando unas acuarelas para enmarcar


Una de las particularidades del papel de acuarela es que las fibras se expanden y contraen, durante y justo después de realizar la pintura sobre este. Lo que provoca irregularidades en la tensión de estas fibras.

Recuperar el estado original después de la obra es posible si empapamos bien el envés o reverso una vez la pintura.